⭐ Barandillas a medida | Taller metálico

¿Necesita una barandilla metálica a medida?

La seguridad es un factor prioritario para casi todas las personas. Así, las barandillas o barandas nos permiten colocar una barrera que nos mantienen seguros de posibles caídas, además son un punto de apoyo para poder subir y bajar las escaleras sin perder el equilibrio. 

Para colocar la mejor baranda es importante contar con un taller metálico que entienda tanto el gusto como las necesidades del cliente y las fabrique a medida según el estilo de la construcción. 

¿Qué son las barandillas de seguridad?

Una barandilla es un elemento diseñado para proteger contra los riesgos de caída al vacío de personas o animales que estén circulando en lugares elevados como balcones, escaleras, puentes u otros sitios similares. 

Al respecto, existen muchos diseños diferentes, pero la mayoría están formadas por una barra superior que, por lo general, está a unos 90 cm de altura y por postes o barras verticales que son el soporte de la barra superior. Algunas cuentan con una segunda barra en la parte inferior para dar mayor resistencia a la baranda. Otras cuentan con paneles de vidrio, aluminio u otros materiales que, además de rigidez, les aportan un toque interesante de diseño y estética. 

En este sentido, un taller metálico que las fabrique a la medida y gusto del cliente es fundamental para lograr el equilibrio perfecto entre la funcionalidad, el uso y la presencia de la baranda.

¿Cómo escoger la barandilla ideal?

Para poder encontrar la barandilla que se adapte mejor a cada uso, es importante tomar en consideración algunos aspectos como los materiales y la forma como están hechas. Además, debes considerar que las barandas deben cumplir con las normas de seguridad vigentes. 

¿Cuál es el mejor material?

Las barandillas se pueden fabricar de un gran número de materiales diferentes, pero los más comunes son metales (como hierro, acero o aluminio), el vidrio y la madera. Sin embargo, no es extraño encontrar una barandilla de piedra, plástico, u otros materiales. 

Lo importante es elegir el material que mejor se adapte al uso que se le dará a la baranda.

Barandillas metálicas

Las barandillas de acero inoxidable y aluminio son una de las más populares, seguidas por las de hierro forjado y hierro fundido. 

Acero inoxidable

Casi siempre se utiliza en interiores, pero también se puede utilizar en exteriores. Sin embargo, para que la baranda conserve su aspecto brillante debe disponer de un recubrimiento resistente a la intemperie.

Aluminio

Este material resiste muy bien el óxido y la corrosión. Es ligero, económico, fácil de trabajar y, por lo general, requiere poco mantenimiento. 

Hierro forjado

Es un material muy pesado que se utiliza a menudo en exteriores. Es elegante y no demasiado costoso. Además, es bastante dúctil, por lo que puede manipularse fácilmente.

Hierro fundido

Es un poco más económico que el hierro forjado, pero no es tan maleable y es relativamente frágil.

Barandillas de vidrio

Son una excelente opción para quienes buscan obtener vistas panorámicas sin demasiados obstáculos. Además, los paneles de vidrio pueden presentar diferentes niveles de iluminación y patrones grabados. 

Sobre este material, es de destacar que los paneles de vidrio templado no se agrietan ni deterioran cuando se expone a temperaturas extremas.

Barandillas de madera

Para fabricar estas barandas se pueden utilizar varios tipos diferentes de madera. Algunas aportan un toque elegante y clásico sin ser demasiado costosas. Son de bajo mantenimiento, solo se debe aplicar barniz y pintura cada uno o dos años.

Las maderas más utilizadas son el ciprés, la caoba, el pino, el roble y el arce. Así se obtienen colores que aportan un toque cálido y agradable sin dejar de ser tradicional. 

Diseño

Existe una gran variedad de modelos y diseños diferentes: desde barandillas hechas de cable, chapa perforada o malla metálica hasta algunas echas con barras, planchas o paneles.

Las que se fabrican con barras se pueden utilizar tanto en trabajos pequeños como en grandes proyectos para oficinas. Por otro lado, las de paneles se orientan más a proyectos de gran envergadura como centros comerciales. 

Sin importar el diseño o la estética todas las barandillas ofrecen un excelente nivel de seguridad. 

Tipos de montaje

Existen muchas formas diferentes de instalar una barandilla. Según el modelo, hay tres maneras de montarlas: 

Fijación lateral

También llamada fijación en aplique o de estilo inglés. Son las que están diseñadas para fijarse a una superficie horizontal relativamente ancha y plana en la parte exterior de una cornisa, techo o muro perimetral.

Fijación al suelo 

Es cuando se fija la barandilla a la superficie sobre la que se camina utilizando los postes. También se le conoce como montaje de estilo francés. 

Fijación al muro 

Si el espacio a cubrir no es demasiado ancho, se puede fijar la barandilla directamente a los muros laterales. En ocasiones es posible mezclar este estilo de fijación con alguno de los anteriores. 

Conoce nuestros servicios a la medida

Metálicas Miera es un taller metálico especializado en la instalación de todo tipo de barandillas. Nos ajustamos a los gustos y expectativas del cliente y fabricamos sus barandas a la medida de sus requerimientos y necesidades. Tenemos varios años de experiencia instalando este tipo de dispositivos de seguridad en balcones, terrazas, azoteas, etc. 

Si estás buscando una barandilla y quieres una cotización o si solo tienes algunas preguntas, estamos a tu disposición para responderlas. ¡Llámanos y con gusto te atenderemos!

muestra de trabajos realizados
en nuestro taller a medida

Contacta con Nosotros